¡Hola!

El pasado 02 de Febrero tuve la oportunidad de estar en la segunda edición de Womprende y de allí te traigo las 3 cosas más importantes  en tu emprendimiento.

Womprende mola. No te lo puedo describir de otra manera, la verdad. Ponencias  y mesa redonda, conferenciantes de primer nivel, público excepcional y mucho hablar y compartir.

Aprendí muchas cosas ese día y algunas todavía están en proceso de adaptación a mi cerebro o a Mundaya. Sin embargo, he querido rescatar tres puntos que te valdrán no sólo en la relación con tu marca, sino en cualquier otro proyecto en el que estés invirtiendo tiempo.

Emprendimiento Femenino en Womprende Valencia

Hablar y compartir sobre emprendimiento siempre es importante. ¡Compartir es vivir! Foto: Noelia Ortiz

NO TENER MIEDO AL FRACASO

Esto te lo han dicho muchas veces. Lo has escuchado en todas las comidas familiares, en tus reuniones con amigos y en las de emprendedores. Pero, ¿te has parado a pensar en ello?

A veces nos dicen cosas, nos suenan, pero no hemos analizado lo que suponen.
Fracasar está bien, es bueno. No hay fracaso que no suponga un aprendizaje casi vital: podrás analizar los por qués, con quién puedes o no colaborar, cómo gestionar o no un problema o imprevisto…Y eso, amiga, se traduce en sabiduría.
Si fracasas, estarás lista para volver a empezar sabiendo desde dónde, para qué y de qué manera. Ni tan mal, ¿no?

 

NO DEJARTE DEVORAR POR TU PROYECTO

El día tiene 24h que debes repartir entre dormir, trabajar y vivir tu vida. “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que volver a trabajar”, esta frase la tenemos grabada a fuego y, en no pocas ocasiones, la llevamos al límite.

Cuando alguien me pregunta qué es lo que más valoro de emprender, siempre respondo lo mismo: tener un horario y respetarlo. Siempre.

¿Por qué? Para empezar es una cuestión de respeto a ti misma. Si empiezas a saltarte el horario y a hacer más horas de las que te corresponden, tu trabajo, tu proyecto, será lo más importante de tu vida. Y no te equivoques: lo más importante de tu vida eres tú.

Así que insisto, márcate un horario, respétalo en la medida de lo posible y haz más cosas a lo largo del día. Cosas que te permitan desconectar momentáneamente y te valdrá desde salir a dar un paseo, a tomarte algo con los amigos, hacer una clase de pilates o apuntarte a bordado contemporáneo. Cualquier cosa que hagas que esté fuera de tu trabajo y que no suponga pensar o hablar de él.
Creéme: básico para la supervivencia física y mental de tu persona. (También de tu emprendimiento).

 

CONÓCETE

¿Cómo eres? ¿Cuáles son tus límites? ¿Qué estás dispuesta a hacer por tu proyecto?
Bien, conocerse a una misma parece algo que hacemos todos los días y que, en realidad, no hacemos nunca. Y nunca es nunca.

Crees que puedes con todo, crees que el tiempo es ilimitado y que por ello puedes aprender: números, gestión, fotografía, Photoshop, Lightroom, storytelling, copywriting, SEO, SEM, WordPress, Instagram, Facebook Ads, Google Ads, marca personal, marketing, marketing de contenidos, marketing emocional, etcétera.
Es mentira.

Todo eso son cosas accesorias a ti y a tu marca, que puedes y debes delegar o externalizar. Cada minuto que crees que inviertes en aprender alguna de esas cosas (u otras), es un minuto perdido de tu tiempo, porque tu meta en la vida es tu marca. Invierte tu tiempo de trabajo en hacer aquello que sabes y dominas. Si el SEO no es lo tuyo, externaliza. Si la fotografía no es lo tuyo, externaliza. No sólo no pasa nada por no controlar esas cuestiones, es sano para ti y será sano para tu proyecto.

Con todo esto, no te estoy diciendo que no te formes. Te estoy diciendo que no abarques más de lo que puedes y sobre todo, que no intentes hacerlo todo a la vez.

Conocerte a ti misma y establecer los límites te ayudará a que tu proyecto no te devore.
Conócete y márcate límites.

 

Lara.