La sostenibilidad Mundaya

packaging Mundaya

Es muy probable que si me sigues en Instagram te hayas percatado de que suelo insistir en el hashtag #sostenible.

Bueno, antes de entrar a hablarte sobre la sostenibilidad Mundaya, creo que es mejor empezar por el principio y explicarte (si no lo sabes ya), qué es la sostenibilidad.

La sostenibilidad tiene que ver con la gestión de los recursos, con usar la cabeza y no los pies para pensar y, por lo tanto, avanzar -como diría mi madre- con sentidiño. ¿Cómo?

La sostenibilidad tiene tres pilares básicos: el crecimiento económico teniendo en cuenta el desarrollo social y por supuesto, la protección del medio ambiente. Hay que entender que los recursos naturales que el planeta nos ofrece, no son infinitos y que, por lo tanto, hay que protegerlos y usarlos de manera racional.

¿Y la sostenibilidad Mundaya? ¿Es Mundaya realmente una marca sostenible?
Sí, sin duda.

Te cuento por qué:

  • Las materias primas que se utilizan están fabricadas en España.
    Esto significa que no tienen que viajar miles de kilómetros desde origen hasta mi taller, contaminando así mucho menos en el transporte. También quiere decir que su proceso de fabricación es acorde a lo establecido por España y por la Unión Europea.
    Y además, supone que las condiciones laborales de la gente involucrada en el proceso, están reguladas según nuestras leyes.
Todas las materias primas de Mundaya están fabricadas en España.
Las materias primas con las que se trabaja en Mundaya se producen en España.
Puedes ver el Monochrome Mostaza aquí.
  • El valor de las personas por encima de todo lo demás.
    Pues sí, en un momento dado tuve que contratar a una persona que me ayudase en el taller y la realidad fue que ofrecí un contrato de 4h pagando según el convenio. La jornada se cumplía escrupulosamente y si en algún momento fue necesario hacer horas complementarias, se pagaron como correspondía por contrato.
    Esto, no es nada extraordinario. Es simplemente lo mínimo que se debe hacer. Valorar a las personas que te ayudan es algo que me enseñaron en mi casa. Y así debería ser en todas las casas, aunque por haberlo vivido cuando trabajaba por cuenta ajena, me consta que no es así.
  • Pero utilizas cuero, ¿Cómo puedes llamarte sostenible?
    Bien, puedo hacerlo porque:
  1. utilizo cuero que proviene de la industria cárnica. No se mata ningún animal sólo por su piel.
  2. se trata además de un cuero curtido vegetal, que contamina mucho menos que el curtido habitual en cromo.
  3. se utiliza única y exclusivamente en aquellas partes del bolso más susceptibles de estropearse con el uso. Esto quiere decir que se usa expresamente para donde más se necesita: las asas y los enganches que van a soportar más peso durante más tiempo.

Con esto quiero decirte que hago un uso totalmente racional y ajustado de este material.

¿Tengo otras alternativas para encajar en la sostenibilidad Mundaya? Sí. En general podemos hablar de plásticos, pero:

  1. su proceso de producción es muy contaminante, o se fabrica en el sudeste asiático sin poder garantizar cómo se produce y bajo qué condiciones trabajan sus operarios, y que además tiene que recorrer miles de km hasta llegar aquí. Por otra parte, la mayoría de plásticos tiene un fin de ciclo de vida digamos “dudoso”.
  2. alternativas como Piñatex y similares, son geniales. Pero al menos de momento, no encuentro la manera de crear unas asas que realmente soporten la carga que tienen que soportar, sin que el material sufra o se estire. Suelen ser materiales con mucha elasticidad y serían perfectos para hacer el cuerpo del bolso, pero para precisamente las asas, no acabo de encontrar la metodología adecuada.

Y en este punto, acepto sugerencias de todo tipo, porque siempre hay que estar abierta a escuchar y a aprender de aquellos que tienen algo que aportar.

  • El packaging

Me encanta hablarte de esto. Lo tuve muy claro desde el principio, nada de plásticos o, en su defecto y no teniendo otra alternativa que se ajuste al presupuesto, lo minimísimo posible.

Los bolsos los envío envueltos en papel seda, dentro de una caja de cartón. Todo se puede reciclar o es ya reciclado. Además, también incluyo un tarjetón con una pequeña muestra de agradecimiento por comprar en Mundaya. También de papel. También reciclable.
Si tengo que enviar varias cajas, por ejemplo a una tienda, reciclo cajas grandes de envíos que recibo en el taller o que pido en algunos establecimientos de Santiago.

Paquetes bonitos que salen del Taller Mundaya, en caja de cartón y envueltos en papel seda.
Los paquetes salen bonitísimos del taller y siempre llevan flora de Villa Mundaya.
Fotografía: @rayonubesol_photo

Por otro lado, los pedidos a particulares suelen ir envueltos en papel Kraft. Digo suelen: en invierno si llueve mucho los envío con la bolsa de plástico del transporte. ¿Por qué? Pues porque no sé si el paquete se va a mojar mucho o poco y quiero que tu experiencia Mundaya sea 100% satisfactoria. Al final, no quieres recibir un paquete empapado y desmoronado por el agua.

La sostenibilidad Mundaya está presente en muchos otros aspectos, como por ejemplo en no enviar facturas en formato papel. Si necesitas tu factura o tu ticket siempre lo envío en pdf a través del correo electrónico.
Son pequeños gestos con los que contribuyo a una mejor gestión de los recursos disponibles y poco a poco seguiré avanzando en ello para dejar la mínima huella posible.

¿Tienes alguna sugerencia que me pueda ayudar en este camino? Déjamela en comentarios y lo hablamos.

Lara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.